miércoles, 30 de noviembre de 2016

Lavar y secar los vasos en los negocios de restauración y hostelería

El lavado y el secado de los vasos son operaciones que se desempeñan cotidianamente en hoteles, restaurantes y bares, pero meceren un aprofundizaje para estar seguors de llevarlos a cabo en manera correcta y con los suministros de bar adecuados.
lavavasos industriales
Antes de continuar con el lavado en el lavavasos de bar, que normalmente se encuentra bajo el mostrador del bar, es necesario verificar que el agua dentro de la máquina tenga la temperatura correcta y que haya una suficiente cantidad de detergente y abrillantador ya que no todos los lavavasos equipan sensores que indican la falta. Se debe poner mucha atención en variar los líquidos residuos de los vasos, porque ensuciarían el agua usada para el lavado, y en colocarlos dejando un pequeño espacio entre los mismos, para que se golpeen y arañen. Cuando termina el ciclo de lavado, se debe extraer la cesta y con mucho cuidado levantarlo por un lado para escurrir el agua que se deposita en la base de la cesta, debido a su forma cóncava.

Y luego empieza la segunda fase, la del secado, que se puede hacer manualmente o bien por medio de específicas maquinarias de bar: los abrillantadores de copas o secadoras de vasos. Estas maquinarias de hostelería, equipadas con rodillos de fibras naturales especiales que garantizan el brillo de las copas, permiten conseguir resultados satisfactorios incluso con las copas más dificiles  de limpiar, como las copas de flauta. Gracias a las esponjas calientes (que secan simultáneamente el interior y el exterior), se pueden conseguir copas limpias y resplandecientes, sin manchas de cal, en pocos minutos. Generalmente, también las secadoras de copas se colocan bajo los mostradores de los bares, junto al lavavasos industrial, o en alternativa en el frentemostrador, aunque si normalmente se prefiere aprovechar este espacio para las botellas u otras maquinarias de bar.

lavavajillas bar Quien en cambio prefiere realizar el secado manualmente tendrá que tener mucho cuidado en algunos detalles. En primer lugar es importante la elección del trapo: no debe dejar pelusas, ni debe ser muy grueso (porque obstacularía los movimientos), ni demasiado delgado (porque se mojaría rápidamente), y por último se debe reemplazar y secar antes de que se empape completamente. La copa debe cogerse con la mano derecha, se inclina la copa para escurrirla para luego colocar la base en la mano izquierda. La técnica correcta del secado consiste en introducir en el interior de la copa una cantidad de tejido suficiente para limpiar la parte interna, simplemente empujándola con el pulgar, mientras que con los demás dedos damos vueltas a la parte externa: el pulgar (y el trapo) secan el interior de la copa, los demás dedos el exterior. Entre el cristal y la mano debe estar siempre el trapo, pues garantiza un secado veloz, a prueba de eventuales rupturas.

Si estás buscando lavavasos, secadoras de vasos, lavavajillas industriales, abrillantadores de copas u otros muebles de bar, visita el apartado específico en el catálogo online de AllForFood.es. con más de treintamil artículos, AllForFood te propone siempre las mejores soluciones cualquier que sea tu negocio de hostelería.

No hay comentarios:

Publicar un comentario