martes, 14 de marzo de 2017

Los bares en los supermercados precisan de una oferta y un mobiliario calibrados para una cartera de clientes específica

Actualmente es muy frecuente ver bares y pequeñas actividades de restauración en el interior de los grandes supermercados y centros comerciales. Normalmente se trata de negocios administrados por estos últimos, pero también existen muchos casos en los que el bar es independiente, en especial cuando se ubican en proximidad del supermercado. Este tipo de local se diferencia del clásico bar de barrio por el tipo de mobiliario y menos por el tipo de oferta, ya que se dirige a un público que, a menudo, desea tomarse un momento de relax, casi una “consolación” tras las fatigas de la compra.
El mobiliario para este tipo de bar por lo tanto deberá ser diseñado según un criterio “pitstop”, simple y funcional, sin crear confusión. Sobretodo la barra, deberá ser muy amplia, ancha, para evitar que delante de ella se concentre toda la clientela en caos. Es recomendable evitar la compra de sofás de bar, butacas o mesillas con un diseño rebuscado; al contrario es oportuno equiparse con un gran número de taburetes de bar junto a las clásicas mesas altas de bar, donde los huéspedes puedan acomodarse para un café o un rápido snack. Las mesas de bar de este tipo pueden ser de metal, si bien este material sea más indicado para el mobiliario de exterior, ya que son más fáciles de trasladar y de limpiar.
muebles bar La palabra clave para el bar en cuestión es la funcionalidad: estética y comodidad pueden pasar en segundo plano. Los taburetes del bar pueden prescindir del acolchado (característica de mayor utilidad en los cocktail bar o en los lounge bar), pero deberán precisar de un mecanismo para la regulación de la altura y del reposapiés, ya que en todo caso se deberá garantizar un mínimo de confort en cada circunstancia.
También la distribución de los muebles de bar debe ser funcional y tratar de atraer los clientes, que entran y salen del supermercado, a detenerse y darse un minuto de pausa relajadora: si por ejemplo se pudiera contar con una pequeña vitrina con productos exquisitos, se aconseja una colocación de gran visibilidad. La carta del bar debería ofertar una buena variedad de snacks dulces y salados exquisitos como sándwiches, frituritas, bocadillos y otros, además, obviamente, de la clásica cafetería. No es necesario disponer de una amplia gama de alcohólicos aunque si es siempre importante poder ofrecer aperitivos, refrescos y bebidas delicadas de cualquier tipo.
Si has de amueblar tu bar y necesitas consejos por parte de profesionales del mundo de la restauración, confía en AllForFood: podrás contar con un catálogo con más de 40 mil artículos y un personal amable y competente. Cualquiera que sea el tipo de mueble para bares que necesites, en AllForFood.es encontrarás la solución justa para tí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario