sábado, 24 de junio de 2017

El barman perfecto: aptitudes y normas de comportamiento

El barman cubre el rol más importante dentro de un bar, debe ser competente, poseer buenas aptitudes, resistir ante posibles situaciones de estrés, pero también deberá ser amable y disponible para platicar con los clientes. Es normal que la elección del local se haga por hábito, recomendaciones o porque quizá privilegiemos un determinato tipo de mobiliario de bar, sin embargo, la figura del barman resulta ser siempre influyente, ya sea de manera directa o indirecta.
En un clásico bar snack, al barman se encarga de las preparación del café: además de saber usar todos los utensilios del bar, debe tener conocimiento  de las variedades y técnicas de extracción del café y de otras bebidas, como el té y el chocolate, capaz de aconsejar y proponer el desayuno ideal a los clientes.
accesorios bar

Su lugar de trabajo naturalmente es detrás de la barra y para poder operar de manera rápida y con precisión, debe conocer a detalle cada centímetro de su área de trabajo, saber donde colocar los utensilios del bar y las maquinarias más solicitadas (exprimidores, licuadoras, batidoras, etc.) para mantenerlos siempre al alcance con un simple movimiento, evitando pérdidas de tiempo.
Dicho esto, son dos los aspectos que un barman profesional tiene siempre que cuidar: la higiene y la profesionalidad. La correcta higiene en el trabajo puede sonar superficial. Puesto que el cliente nota cada gesto detrás y fuera de la barra, es necesario emplear con uniformes específicos, siempre limpios, así como se deben mantener limpias las vajillas, las copas y los demás utensilios de bar. El barman también debe saber cuidar su persona y debe prestar atención a no fumar, toser o estornudar durante la preparación de las bebidas. Las maquinarias del bar, la barra y todos los muebles se tendrán que limpiar trás cada utilizo.


Y por último la profesionalidad, es importante mantenerse siempre al día con las últimas actualizaciones. Un barman siempre debe mantener una actitud colaborativa y abierta a buscar la solución ya se con los colegas que con los clientes, además de respetar y hacer respetar las normativas en materia de higiene y seguridad. Educación y amabilidad son los últimos requisitos que caracterizan la figura del barman como de todos los empleados a contacto con el público, sin importar el tipo de trabajo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario