viernes, 8 de septiembre de 2017

Los suministros hoteleros y el comportamiento necesarios para asegurar constamente ropa limpia en los hoteles


La higiene es una tarjeta de presentación de un hotel. Dar con habitaciones limpias y ordenadas es una de las características principales para garantizar al cliente un elevado estándar de calidad. La organización de la limpieza en un hotel es indispensable para brindar un buen servicio a los clientes, quienes podrán decidir si regresar o aconsejar a otras personas. Emplear suministros para hoteles de calidad y ser capaces de realizar todas las diferentes operaciones de limpieza cotidianamente y con un determinado método son los primeros pasos para conseguir resultados satisfactorios. Carros de lavandería, carros multiusos de limpieza, productos desinfectantes, detergetes y desodorantes son algunos de los suministros hoteleros que el director o el responsable de la limpieza debería elegir con mucha atención.

Entre los suministros para hoteles necesarios para la preparación de las habitaciones, la ropa blanca seguramente es la más importante. De facto es el instrumento reutilizable más costoso entre los que se pone en manos del personal de limpieza. El almacén, el suministros, el uso y el reemplazo de la ropa blanca para las habitacaciones de los huéspedes se deben elegir siguiendo reglas determinadas establecidas por el hotel para que se simplifiquen las operaciones de limpieza en los cuartos, como también las operaciones de control y de inventario.

La ropa blanca para hoteles se distingue en ropa de cama y ropa de baño. La primera incluye las sábanas (de varias medidas y colores), las colchas, las fundas de almohadas y colchones; mientras que la segunda incluye generalmente las toallas, de manos, las especiales, los albornoces y las alfombras de baño. El personal encargado de la limpieza podrá gestionar correctamente la ropa ropa blanca siembre y cuando que el hotel sea capaz de garantizar niveles adecuados de recambio. Por lo tanto es necesario una previa y atenta operación de análisis y de verificación para determinar la cantidad de prendas que sirve de cada tipo  para que el personal pueda trabajar sin más preocupaciones. En esta operación de analisis deben considerarse algunos factores, en primer lugar la categoría de hotel, y por ende la frecuencia diaria o menos con la que se hace el cambio de la ropa dentro de las habitaciones ocupadas.
carros limpieza hotel


También debe considerarse el nivel de ocupación media del hotel. Por último, es indispensable tener en cuenta la experiencia del personal encargado del servicio ya que nos proporcionarán las indicaciones precisas para la determinación del nivel optimal de recambios. De facto, el hotel debería evitar de fijar límites insuficientes en la cantidad de ropa y sus recambios, ya que la escasez de los mismos conlleva a la ineficiencia, con molestas interrupciones o retrasos del servicio. Viceversa, si los niveles de ropa blanca son elevados, nos encontraremos con un utilizo ineficiente y un inútil gasto de recursos. Con el fin de realizar una gestión eficaz de la ropa blanca, el personal encargado debe necesariamente coordenar el trabajo con el responsable de la lavandería. También es importante que la ropa blanca se deposite en un lugar sin humedad y adecuadamente ventilado.

En AllForFood.es podrás comprar con pocos clics todos los suministros hoteleros que necesites para mantener en orden y limpia tus instalaciones: carros de lavandería, carros de equipaje, carros de limpieza, limpieza hotel, suministros para hoteles

No hay comentarios:

Publicar un comentario