miércoles, 6 de diciembre de 2017

Cómo utilizar correctamente las cámaras frigoríficas para reducir los consumos energéticos

Armarios frigoríficos, abatidores de temperatura y cámaras frigoríficas son  maquinarias usadas cotidianamente en las actividades de la restauración. Como en todas las demás maquinarias alimentarias, estas también se caracterizan por un consumo energético considerable y es por esta razón que sería oportuno adoptar determinados comportamientos.
armario frigorifico
Seguir estas 6 reglas durante el utilizo de las cámaras de frío y de todas las maquinarias de refrigeración puede ayudar a reducir notablemente los costes energéticos.
  1. Abrir la puerta sólamente por algunos instantes y evitar bloquearla, nisiquiera durante la carga de la cámara frigorífica. Orden y lógica organizacional del espacio reducen al mínimo la permanencia dentro de la cámara de refrigeración o de congelación. Nunca olvidemos apagar la luz cuando salimos de ella.
  2. Distribuir el compartimento de la cámara de manera que el aire frío pueda circular sin obstáculos, para que hasta los productos que se encuentren en las esquinas o en lo alto se refrigeren suficientemente bien. Respetar el límite de almacenaje y sobretodo respetar y mantener el orden.
  3. Dejar enfriar a temperatura ambiente los productos calientes antes de situarlos dentro de las cámaras de refrigeración o de congelación. La mercancía caliente puede perturbar notablemente y localmente la temperatura de enfriamiento de las cámaras frigoríficas. De este manera el consumo energético y el coste de energía aumentan inútilmente.
  4. En caso de que el local y la cámara frigorífica estén vacías, aumentar la temperatura hasta –5 °C o interrumpir el funcionamiento.
  5. Regular correctamente la temperatura, en función de la mercancía almacenada. Informarse previamente sobre los valores orientativos de las temperaturas optimales para el almacenaje y para la venta.
  6. Informar al encargado de los dispositivos frigoríficos sobre los defectos o averías: burletes de las puertas estropeados, mecanismos de cierre defectuosos, formación de hielo en las paredes y en el evaporador (unidades de refrigeración), formación de hielo sobre el suelo (seguridad) y ruidos anómalos o demasiados elevados del ventilador.
Para mantenerse siempre actualizado sobre el mundo de las maquinarias de hostelería y conseguir consejos sobre el utilizo optimal de las maquinarias, sigue el blog de AllForFood.

No hay comentarios:

Publicar un comentario